Psicología infantil

Hacer niños felices: Educar para el optimismo

El optimismo es una manera o tendencia de ver las cosas de un modo positivo o favorable. El optimismo implica más que una tendencia, se convierte en una actitud que determina nuestro modo de pensar y por tanto nuestro sentir, influyendo en nuestra conducta y contribuyendo a nuestro bienestar. Una forma de ser optimista tiene más ventajas y es una garantía para la felicidad y para el bienestar.

¿Podemos educar a los niños y niñas para el optimismo?

¿El optimismo es una tendencia innata o es una tendencia aprendida? Nadie nace optimista o pesimista, puede existir una predisposición genética, pero está es determinada por el aprendizaje que tiene lugar en la infancia.

Educar para el optimismo es posible y es necesario, ya que una actitud positiva será la clave para que nuestros pequeños se enfrenten a la adversidad y sean capaces de tolerar la frustración y seguir adelante en los malos momentos, así como no caer en pensamientos negativos sobre su persona.

 psicologo infantil oviedo

¿Por qué es importante educarles para el optimismo?

Educar para el optimismo es fundamental hoy en día. A menudo nos preocupamos por darles lo mejor y entramos en una carrera constante y continua donde los pequeños deberán ir superando retos de diverso índole. Pero a menudo, también nos olvidamos de dotarles de recursos necesarios para afrontar las dificultades, para sacar fuerzas que les permitan enfrentarse a la adversidad, para perseguir sus sueños y no rendirse ante las dificultades y la base de todo esto es una actitud optimista. En la vida no podemos protegerles de todo y tampoco podemos evitarles todos los problemas, es por ello que dotarles de una actitud que les permita enfrentarse a esto es algo que no podemos olvidar.

¿Qué conseguimos al educarles para el optimismo?

Son muchos los beneficios al educarles para el optimismo, veamos algunos: Sigue leyendo “Hacer niños felices: Educar para el optimismo”

Psicología adultos

Tú puedes aprender a manejar tus miedos

Las personas no nacemos llenas de miedo, nacemos con la mochila vacía. Existen muy poquitos miedos que sean innatos, los demás los vamos aprendiendo a través de las experiencias que mantenemos con las personas y con las situaciones que vivimos. El miedo es una reacción exagerada a una situación, persona o experiencia que desata en nosotros emociones como la angustia.

Las personas damos la respuesta de miedo porque nos prepara para defendernos de lo que sí son amenazas reales, como que alguien se acerque a ti navaja en mano, presenciar un accidente en el que tienes que socorrer de forma rápida a alguien o defender a un niño que está siendo intimidado en el parque. Si no fuéramos capaces de dar esta respuesta, de tensarnos, sacar rabia y una fuerza por encima de lo normal, nos veríamos incapaces y sin recursos en situaciones en las que nuestra vida o la de otras personas corren peligro.psicologo oviedo

Lo cierto es que la mayoría de los miedos que tenemos son irracionales y creados por nuestra mente, que no siempre es la mejor aliada. Observamos lo que nos rodea de forma negativa, hacemos interpretaciones de fracaso, vemos maldad y malas intenciones en las personas… y esto nos lleva a ver fantasmas y peligros donde no los hay… o cuando menos, donde no los podemos controlar. Sigue leyendo “Tú puedes aprender a manejar tus miedos”