Psicología infantil

Los celos ante la llegada de un nuevo hermano

Ante todo, debemos de tener claro que los celos no son algo negativo ni algo que tengamos que evitar a toda costa al niño, son algo natural, un sentimiento que está bien que experimenten ya que favorece su desarrollo emocional.psicologo infantil oviedo

No hay que corregirlos, ni juzgarlos como algo negativo, ni evitar que los sientan, sino ayudarles a que se acorte esta etapa normal y a amortiguar el impacto emocional.  Normalmente suelen desaparecer por sí solos cuando se acostumbran a la presencia del nuevo miembro de la familia.

CÓMO SE MANIFIESTAN

Las manifestaciones de este sentimiento suelen ser llamadas de atención, como el lloro, la desobediencia, fastidiar al hermano pequeño, entre otras. El niño se siente “destronado” y hará lo que sea para volver a tener todos esos privilegios de exclusividad que antes tenía y ahora tiene que compartir.

En la alimentación también puede repercutir, pudiendo tener menos apetito o incluso comer con más ansia que antes como consecuencia del nerviosismo ante la llegada del nuevo bebé. Este nerviosismo también le puede afectar al sueño, de manera que tarde más en dormirse o se despierte con alguna pesadilla.

Este cambio puede darle al niño inseguridad y miedo, lo cual puede provocar alguna conducta regresiva como hacerse pis, hablar peor o volver al chupete, es decir volver a conductas que ya tenía superadas.

CÓMO PODEMOS MANEJARLOS

  • Hacerle ver todos los aspectos positivos y ventajas que tiene ser el hermano mayor y de tener un hermano pequeño.
  • Sobre todo, no atender las conductas negativas de enfados, lloros, desobediencia, etc… Si lo hacemos las reforzaremos y aumentarán.  Atenderemos sólo a sus buenas conductas.
  • Involucrarle en el cuidado de su hermanito, hacer que participe en tareas para que no se sienta desplazado. Al principio podemos utilizar un muñeco para enseñarle a hacerlo.
  • Fomentar su expresión emocional, nunca ridiculizar sus sentimientos ni juzgarlos, escucharle y solventar sus dudas de forma positiva y cariñosa. Esto le hará sentir que nos preocupamos por él.
  • Buscaremos un tiempo que sea EXCLUSIVO para él, todos los niños lo necesitan y más uno que empieza a compartir el amor de sus padres con un hermano, le haremos sentir igual de importante. Dedicarle un tiempo exclusivo no significa dedicarle más tiempo al niño celoso, sino enseñarle en igualdad.
  • No cambiar sus rutinas ayuda al hermano mayor a entender que, a pesar del cambio familiar, todo sigue igual.
  • Ante todo, enseñar al niño que su hermano pequeño es su nuevo compañero, nunca su rival, esto fomentará la complicidad entre ellos.

Recuerda que esta etapa es pasajera y no es grave, aunque a los adultos nos preocupe, con cariño y tranquilidad conseguiremos que supere el proceso con la seguridad de que ocupa un rincón único en nuestro corazón.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s